Todos hemos disfrutado alguna vez de una tabla de quesos y jamones en una reunión familiar, fiestas con amigos o eventos de tu empresa. Además de ser una excelente opción de bocadillo para una reunión, sirve como un elemento decorativo, es deliciosa y muy fácil de hacer.

La tabla de quesos y jamones es básicamente un plato perfecto de complementos que adorna y dan aromas agradables a tu evento o reunión. En esta incluso se pueden añadir frutas o verduras que complementen con diversos sabores y aromas de los quesos que utilices.

¿Quieres saber como hacer tu propia tabla de jamones y quesos? Aquí te lo contamos.

Los ingredientes principales por supuesto, son el queso y los jamones. Estos dependerán de tus gustos o de que tienes antojo en ese día en específico, lo ideal es que te decidas por quesos curados como el parmesano, quesos semicurados como el queso manchego o queso Gouda, de pasta blanda como el queso cottage, queso crema o queso Brie, y quesos de untar. Contemplando que las porciones deben de ser del tamaño de un bocado, lo adecuado es colocar entre 70-100 gramos de cada queso por persona. Una excelente recomendación es mantener los quesos a temperatura ambiente, específicamente 30 minutos antes de consumirlos, para que alcancen todas sus características y el sabor no se modifique. En los jamones, no te pueden faltar el jamón serrano y el prosciutto.

¿Cn que puedes acompañar una tabla de quesos?

Una buena tabla de quesos y jamones también esta acompañada de algunas frutas, si buscas una fruta que haga un perfecto contraste con los elementos salados que ya mencionamos, puedes optar por integrar higos, uvas, peras y manzanas, son el contraste perfecto.

Otro elemento que no puede faltar en tu tabla de quesos son los frutos secos como almendras y nueces, o incluso diferentes hierbas aromáticas. En algunas ocasiones puedes incluir salsas; como mostaza o vinagretas. Ademas puedes incluir como acompañamiento un poco de pan, galletas o mermeladas de mora, frambuesa o arandanos.

Para disfrutar por completo tu tabla de quesos, no puede faltar una copa de vino. Para elegir tu vino en esta ocasión debes tomar en cuenta el tipo de queso que usarás.

Si vas a usar queso brie, raclette, camembert o queso azul, lo ideal es que lo acompañes con vino blanco. Para vinos espumosos es importante tener en cuenta que la sutileza de este tipo de vinos evita que se logren maridar con queso de aromas o sabores muy intensos, en este caso puedes por quesos de sabor sutil como el queso crema o cottage. Si utilizas quesos intensos y de olores fuertes como el queso azul, lo ideal es que lo acompañes con vinos dulces, y si eres fiel a vinos fuertes, utiliza quesos añejados.

Ahora, con estos consejos podrás armar una tabla de quesos y jamones perfecta para tu próxima cena, reunión, o cita romántica.

...
Wine & Dine
Cómo asar a la parrilla tus vegetales favoritos
hace 3 años

El alto calor del fuego resalta los azúcares naturales de ...

...
Wine & Dine
Conoce el placer de catar vino
hace 3 años

A simple vista, puede parecer una misión difícil el saber ...

...
Wine & Dine
Recetas de ensaladas gourmet
hace 9 meses

Las ensaladas son recetas muy fáciles de preparar y beneficiosas ...

...
Wine & Dine
Un tiramisú para la Nochebuena
hace 3 años

¿Qué sería la Navidad sin no celebras con un postre ...

...
Wine & Dine
Almuerzo saludable: Ensalada Caprese con pollo
hace 3 años

Pensar en el almuerzo del día siguiente siempre puede resultar ...

...
Wine & Dine
Regálale una cena de lujo a papá: Aprende a preparar una pasta Alfredo
hace 2 semanas

El día del padre está muy cerca y sabemos que ...

SOBRE UNDER THE ROOF

Entérate de lo último en decoración, recetas y estilo de vida . No te pierdas nuestros artículos semanales

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

ÚLTIMAS PUBLICACIONES